• Vestido Summertime Dream

    Fue uno de esos sueños cuyo recuerdo es tan vívido que hace que tu corazón continúe bombeando intensamente hasta que la mente aterriza finalmente en la realidad. Era un día de playa con el clásico viento de poniente que precede a una fresca noche de verano. Mientras contemplabas como la línea del océano se mezclaba con el horizonte, una gélida gota procedente de la bebida que sujetabas entre tus dedos se deslizó hacia el suelo, recorriendo tu antebrazo y haciendo estremecer todo tu cuerpo. De vuelta a casa, pasaste por delante de un espejo, te giraste hacia él y al devolverte tu reflejo, llevabas puesto este vestido.