• Mochila #Malditoplástico Balaena

    ¡Vaya pasada! les comentas a tus amigos. Apenas acabas de poner un pie en la ciudad después de tu viaje por el sudeste asiático, y antes siquiera de ir a soltar la maleta, has ido directo a contarles todo lo que has visto: volcanes, playas de arena fina y agua turquesa, monos y ¡hasta dragones! Una muesca, sin embargo, tuerce tu rostro al recordar una constante en toda tu aventura: el maldito plástico. Estaba por todas partes, en serio, a este paso nos cargaremos el paraíso, les aseguras. Si tan solo cambiáramos algunas rutinas estúpidas como sustituir las bolsas del súper por bolsos o mochilas reutilizables, haríamos un favor enorme al planeta. Tus amigos, no parecen muy convencidos, es más, susurran entre ellos y te miran como si fueras el loco de la colina, pero, ¿quién realmente está loco aquí?

  • Bolsa #Malditoplástico Balaena

    Pasando revista a una de esas redes sociales en la que te has convertido en todo un voyeur profesional, descubres que Morenito83 ha conseguido una buena pila de likes con un reto viral, consistente en limpiar un área natural hasta dejarla como una patena. Presa del hambre que provocan media ración de envidia y una nevera que parece haber sido objeto del mismo reto, sales a hacer la compra.  Que sucio que está el barrio ¿pero esto no lo va a limpiar nadie o qué? Vaya tela el alcalde, ya no lo voto más, sentencias. Una vez en casa y luego de haber despachado a la basura -pues no reciclas- las alrededor de 15 bolsas de plástico que te han entregado en el comercio, te devanas los sesos pensando en cómo superar ese dichoso reto, no obstante, las musas parecen estar de huelga y al salir a la terraza en busca de inspiración, ves a los de la limpieza en plena faena. Desde tu atalaya, con una mezcla de indignación y algo de guasa les espetas: ¡Ya era hora!